¡AY!¡ME EQUIVOQUE!

$4.200

Juego terapéutico de cartas que facilita a niños y adolescentes aceptar sus fallos/errores desde una actitud fortalecedora y constructiva

Muchos niños no logran manejar con «inteligencia emocional» sus equivocaciones, errores o fracasos. De acuerdo a la intensidad de la frustración y a sus características personales, la reacción podrá ser de molestia, negación, ansiedad, depresión, angustia, enfado, rabia… Podrán asumir una postura infalible, competitiva, rígida; hiperexigente; o abandonar rápidamente el territorio frente a la mera anticipación de un obstáculo o frustración.
Compartir: